Inicio / Blog de viajes / Viajes a África / El Atlas: la vertiginosa cordillera rumbo al Sahara en Marruecos

El Atlas: la vertiginosa cordillera rumbo al Sahara en Marruecos

Solo teníamos una semana para disfrutar al máximo de los paisajes agrestes y coloridos de Marruecos. El viaje debutó pasando 2 días en la bella perla marroquí de Essaouira! Allí recorrimos con satisfacción una ciudad imperturbable, fresca de temperatura, muy cultural y bastante generosa con los viajeros. En nuestros rostros se reflejaban micro sonrisas de agrado y relajación, gracias a la bonita experiencia vivída en Essaouira. Pero la ruta nos llamaba y el periplo debía continuar! Es así como emprendimos una casi odisea en bus para atravesar el mítico gran Atlas africano. La temeraria cordillera que nos conduciría hasta Ouarzazate. Un viaje en busca del desierto del Sahara y el resto de mi sueño de fantasía árabe: camellos, arena, puestas de sol y tapetes encantados.

Pueblos y casbas en un viaje a Marruecos Pueblos y casbas en un viaje a Marruecos

La ruta en bus y el desafío del gran Atlas en Marruecos

No teníamos alternativa! Por cuestiones de logística y de presupuesto el trayecto de viaje entre Essaouira y Ouarzazate debíamos hacerlo en bus. Recogimos los pasajes en la agencia de buses y caminábamos de vuelta al hotel con los rostros velados de una ligera inquietud. La incertidumbre hace parte de los sentimientos que nos invaden durante los viajes.

Nos detuvimos un momento en el malecón de Essaouira. El atardecer atlántico y poético nos estaba gritando un “hasta pronto”, vestido de colores ocres y rojizos. La brisa fresca marina del puerto impregnada de sal nos acariciaba como bálsamo calmante. Al mismo tiempo que una orgía de gaviotas revoloteaban jugando con la luz del ocaso.

Fotografía de gaviotas y atardecer, puerto de Essaouira Marruecos Fotografía de gaviotas y atardecer, puerto de Essaouira Marruecos

Ingresamos al riad (hotel típico) para darnos a la tarea de revisar un mapa de Marruecos. Queríamos detallar y hacernos una idea del itinerario que emprenderíamos a través de las carreteras del Atlas. Vimos que el gran Atlas posee los puntos montañosos más elevados del norte de África y que se extiende por varios países: Marruecos, Algeria y Túnez. Según nos contaron en el hotel, deberíamos tener el estómago firme y bien aferrado, a causa de la carretera vertiginosa y serpenteante.

Recogimos mochilas, dejamos todo el material de viaje listo y nos fuimos a pernoctar pensando en la travesía con un mariposeo frenético en el vientre.

Cordillera del Atlas en Marruecos Cordillera del Atlas en Marruecos

Carretera en las montañas del gran Atlas Marruecos Carretera en las montañas del gran Atlas Marruecos

Las montañas y los paisajes del Marruecos profundo

La mañana siguiente muy temprano llegamos a la pequeña estación de buses de Essaouira. Cuando vimos el bus que nos llevaría a Ouarzazate, un aire fresco aliviador nos corrió por el espinazo. Incluso, nos quedamos con la boca abierta al ver la calidad del vehículo. Sillas reclinables, aire acondicionado en un inesperado bus casi nuevo. Si bien hay otros servicios y empresas que hacen la ruta a Ouarzazate desde Marrakech, estos nos obligaban a cambiar de bus. Nosotros optamos por el servicio directo de la empresa de buses estatal. No nos arrepentimos.

Viaje a Ouarzazate Marruecos en bus Viaje a Ouarzazate Marruecos en bus

El chofer pisó el acelerador a las 08:00 am, lo que anunciaba la sentimental despedida de Essaouira. Pero de otro lado, llevábamos el corazón palpitante por la continuación de un inolvidable viaje que esperábamos nos llevase al desierto del Sahara .

Entre Essaouira y Marrakech, el paisaje se compone de un seco frenesí entre arboles de argán, cabras sobre los arboles y pueblecitos atiborrados de talleres artesanales de canastos o de cerámica.

Un par de horas más tarde pasamos de manera escurridiza por la trepidante Marrakech. Saliendo de la ciudad el bus inició a colarse a través de las montañas. El ascenso inició mientras dejábamos atrás las grandes construcciones, abriendo paso a aisladas aldeas con casas de barro de adobe. A nuestro paso, el verde y frondoso paisaje de árboles de olivo disminuía de intensidad, dando lugar a un panorama seco, desértico y aparentemente estéril.

En medio de la monotonía de áridos colores terracota, lo único que perturbaba la escena era la negra y asfaltada carretera. 

El bus jugaba a la montaña rusa con el Atlas. Los sube y bajas se repitieron sin vergüenza dejando al descubierto valles de cultivos y pueblecillos mimetizados con la cordillera misma. De vez en cuando cruzábamos a personas de la comunidad de los bereberes de la montaña, que entretanto pastaban sus rebaños de graciosas cabras al lado de la ruta.

Gran Atlas, ruta entre marrakech y Ouarzazate Marruecos Gran Atlas, ruta entre marrakech y Ouarzazate Marruecos

Alguien vomitaba en el fondo del bus, mientras yo imaginaba y soñaba despierto con hacer ese mismo recorrido en un coche de alquiler. Fantaseaba con la sola idea de detenerme a orillas de la carretera, para explorar, visitar, hablar, fotografiar y discutir con los locales. Pero siendo realista, no me veo conduciendo por semejante maraña de sendero en el Atlas. No gracias!

Con las nalgas chatas, seis horas y media en bus transcurrieron atravesando paisajes que cortaban el aliento. Superar la gran cadena montañosa del Atlas es en realidad una hazaña para los conductores. Estos deben ser bien calificados y estar bien concentrados para conducir en una carretera si angosta sobre el filo de una montaña tan amenazante.

Fotografía del paisaje del Atlas, Ouarzazate Marruecos Fotografía del paisaje del Atlas, Ouarzazate Marruecos

Cruzar la cordillera del Atlas para llegar a Ouarzazate me procuró el placer de observar imagenes reales del vivir de los marroquíes en el campo. Los pueblos y las casas parecen de un siglo lejano al nuestro. Esto garantiza un cambio rotundo visual y una experiencia enriquecedora.

Un poco nerviosos pues como buenos o malos mochileros, no teníamos reservación de nada. Llegaríamos a una ciudad al caer la noche y sin hotel. Pero al final, son estos sentimientos de nerviosismo y aventura que dan a los viajes ese toque especial y que luego en el futuro vuelven a uno como recuerdos gratos. El hecho era que estábamos en Ouarzazate y la aventura continuaba…

Consejos e información útil para viajar en bus entre essaouira y Ouarzazate en Marruecos :

  • No crean que porque hay camellos en Marruecos no hay empresas de buses de buena calidad. La empresa estatal de buses es la más recomendada, los vehículos son de calidad y en su mayoría con aire acondicionado.
  • Existen otras compañías que ofrecen el servicio hasta Ouarzazate, pero los buses son de menor calidad y confort lo que los hace mas económicos. Muchos de estos buses parten desde Marrakech.
  • También pueden optar por el servicio de agencias de viaje locales, que ofrecen servicios expresos privados de camionetas 4X4. Esta opción es ventajosa si viajan en grupo y desean más autonomía. Seguramente el precio no sea el mismo.
  • Nosotros pagamos 14 euros por persona por el trayecto de bus entre Essaouira y Ouarzazate con escala en Marrakech.
  • No olviden llevar en su mochila medicamentos contra el mareo.
  • El bus realiza paradas para comer, comprar liquidos e ir al baño. Piensen a hidratarse suficientemente.
  • Piensen en vestirse adecuadamente para no herir la sensibilidad de la cultura local.
  • Si desean información turística sobre Ouarzazate (clic en el vínculo).
  • oficina de turismo de Marruecos.

 

Este es el relato N° 2 y hace parte de un conjunto de diarios sobre mi experiencia en el reino de Marruecos. A continuación los relatos de viaje que completan este diario:

  Aristofennes

Blogtrip | Blog de viajes

About Aristofennes

Con alma de aventurero, viajar hace parte de mi estilo de vida. Descubrir el mundo permite de descubrirme a mí mismo. Amante de la fotografía y de la videografía de viajes. Soñador y sensible al mundo.

One comment

  1. Gracias por estos consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *