Inicio / Blog de viajes / Viajes a África / Essaouira: mi viaje a la perla de Marruecos en África

Essaouira: mi viaje a la perla de Marruecos en África

Essaouira en Marruecos sería el inicio de una aventura sin igual. Pensar en el mundo árabe me producía una mezcla de sensaciones. Primero, una curiosidad por descubrir su rica historia. En seguida, unas ganas fuertes de explorar por mis propios ojos, la cultura diaria de una comunidad actualmente pre juzgada.

Yo buscaba un país no muy lejos y de fácil acceso, pero bastante contrastante con Europa. Contábamos con solo una semana para realizar el periplo. Es así como Marruecos se perfilaba como el destino ideal. En este diario les cuento la llegada a nuestra primer escala en este país. Bienvenidos a Essaouira en la costa Atlántica africana.

Blogtrip blog de viajes en Essaouira Marruecos Blogtrip blog de viajes en Essaouira Marruecos

Llegar a Marruecos, una calurosa bienvenida

Olivas preparadas en Marruecos
Olivas preparadas en Marruecos

El viaje a Marruecos que habíamos trazado, se conformaba de 3 destinos principales : Essaouira, Ouarzazate y Marrakech. Si bien comenzamos visitando Essaouira, el vuelo llegaba a Marrakech.

Al bajar del avión, una bocanada de aire caliente nos dió la bienvenida. Yo sabía que las temperaturas iban a ser altas, pero francamente no me esperaba que fuera tanto así. Sobre todo que habíamos escogido el mes de junio, supuestamente más fresquito que julio y agosto. En todo caso, yo esperaba solo el momento de entrar a cualquier baño y cambiar mis ropas por algo más cómodo. Por mí hubiese andado en bola !!

Llegando al edificio del aeropuerto me pude cambiar, salvando así mi pobre entrepierna 😉 . Esto nos dio una vaga idea de lo que deberíamos enfrentar como temperatura. Ya vestido como se debe, nos preparamos para salir a vivir esta aventura en Marruecos.

Inicio de la aventura, tumbando clichés

El reino de Marruecos me despertaba una curiosidad fantasiosa, enmarcada por los cuentos árabes de las “mil y una noches”. Fantasías adornadas de arena, camellos, música árabe, velos y desierto. Demasiados clichés lo sé! Pero es inevitable de tener estas ideas preconcebidas antes de viajar. Aunque imaginarse muchos clichés y creerlos puede ser contraproducente. En mi caso, yo había imaginado una llegada con  el recibimiento de un grupo de bailarinas árabes en el aeropuerto. O ser transportados en camello hasta el centro de la ciudad de Marruecos. demasiado pedir? Lo comico es que al contrario, al llegar nos tocó batallar y regatear el precio de la carrera en el taxi; jajaja. Bienvenidos a Marruecos!

Visita por las calles de la medina en Essaouira Visita por las calles de la medina en Essaouira

Para sumergirme en la realidad del país, decidimos de ir al centro en bus. El trayecto era más largo, pero el precio muchísimo menos costoso.

Yo me creía avispado, pero eso era antes de llegar a Marruecos. Pues me he equivocado de estación de buses, y por consecuencia tomamos el bus equivocado para Essaouira. En lugar de tomar el bus directo, he tomado el bus que paraba en todo cuanto pueblito y caserío encontraba. Pero debo admitir que el trayecto fue bastante ameno. Hemos conocido y discutido con muchas personas simpáticas, y nos hemos reído de los gritos que pegaba una cabra en el fondo del bus.

Llegar a Essaouira, la perla de Marruecos:

Atravesar Marruecos por vía terrestre, me permitió tener el contacto humano que me diera indicios sobre la personalidad de los marroquíes. Les puedo asegurar que en Marruecos las personas son cálidas y amables.

El hecho de llegar en la tardecita, nos ha permitido disfrutar de un momento casi mágico. Una dorada puesta de sol iluminaba las blancas fachadas, envolviendo la ciudad de un encanto especial. No por nada Essaouira es llamada la perla de Marruecos. Y a diferencia del calor casi insoportable de Marrakech, el tiempo en Essaouira era fresco con una brisa marina agradable.

Té de menta en hotel de Essaouira Marruecos Té de menta en hotel de Essaouira Marruecos

Caminando hacia el hotel, hemos descubierto una ciudad muy natural y dinámica. La blancura de las fachadas contrastaba con las coloridas mercancías de la calle. Los almacenes de tapetes, de productos de cuero y de especias; me sumergían aún más en mis clichés árabes. La llegada al hotel nos confirmó el encanto. El recibimiento fue caluroso con un delicioso té a la menta. Luego fuimos instalados en una habitación a la decoración con velos y detalles bastante marroquíes. En el hotel  nos dieron todos los detalles de cómo aprovechar al máximo de nuestra estancia de dos días.

Después de instalados salimos un poco para apreciar las callejuelas mercantiles y laberínticas llamadas Souks o socos. La ciudad es tranquila a pesar del movimiento que posee. Me impresionó mucho el silencio en las tardes y noches. La razón es que en Marruecos la venta y el consumo de bebidas alcohólicas son prohibidos. Por consecuencia ningún comercio con borrachos, ni música desbordada. En verdad la tranquilidad total!

Bastante curioso los aromas de inciensos y especias apiladas de forma piramidal. 

Viaje a Essaouira, especias de Marruecos Viaje a Essaouira, especias de Marruecos

Visitar la Medina: el encanto de la arquitectura

Unas bonitas construcciones envuelven la ciudad. La Medina y los vestigios de un castillo de protección hacen parte de la riqueza arquitectural  a visitar. Essaouira es también una ciudad de artistas. Es muy fácil cruzarse con músicos y cientos de pequeños almacenes de productos artesanales. Además, nos enteramos que nos habíamos perdido por unos días; del gran festival internacional de música Gnaoua.

El recorrido de la ciudad es práctico, fácil y ameno. Los vendedores son unos profesionales de las relaciones humanas y el comercio. Antes de ofrecer sus productos te invitan a tomar el té, cuentan muchos detalles sobre la ciudad, el país y su forma de vivir. Como resultado, uno compra sus productos con gusto. Aunque cuando uno negocia con un árabe, uno está en desventaja.

Imágenes de calle - Essaouira - Blogtrip blog de viajes Imágenes de calle – Essaouira – Blogtrip blog de viajes

El despertar fue a las 5:00 am, pues es la hora del primer llamado a la oración del día se hace por medio de un gran altoparlante. El despertarse con ese sonido no es muy agradable, y menos a esa hora, pero son sus costumbres religiosas y el respeto se impone.

Ya despiertos, hemos aprovechado de la mañana para visitar un Hammam popular (baño popular árabe) y hacernos un gommage (una limpieza). Un momento para relajarnos con es técnica ancestral. Aunque las fuertes temperaturas, el vapor y el abuelo que me frotaba sin piedad; terminaron por marearme. Nada grave, pero después necesité de una siesta reparadora.

Yo había escuchado mucho sobre las ventajas en salud del gommage. Este, consiste en un baño de vapor y agua caliente en varias etapas:

  • Se ingresa en un recinto cerrado lleno de vapor.
  • La piel es pre-calentada al vapor y agua tibia.
  • El cuerpo es frotado varias veces con un guante de textura semi-aspera, impregnado de jabón negro a base de aceite  de oliva y aceite de argán; llamado el aceite real.
  • Masaje super energético (por el abuelo).
  • Sauna.
  • Enjuague al final, y listo para la siesta.

Puerto real y fortaleza, barcos azules en Essaouira Puerto real y fortaleza, barcos azules en Essaouira

Comer en Essaouira Marruecos viendo el Atlántico

Con el hambre alborotada por el Hammam, se nos vino el momento de almorzar. El gran dilema cuando se está de viaje. Decidimos entonces de ir a almorzar a la plaza popular de pescado, aprovechando que las costas de Essaouira son ricas en productos del mar. Observando la movida local vimos que la costumbre de los habitantes es de comprar el pescado fresco y crudo en la plaza del mercado. Luego hay que llevarlo a uno de los tres restaurantes situados allí mismo, donde lo preparan al carbón y lo sirven con olivas, fritas, pan árabe, salsa picante y agua en botella.

Todo por menos de 4 euros por persona (pescado incluido). Bon appétit !

Comida frutos del mar típica en Essaouira Marruecos Comida frutos del mar típica en Essaouira Marruecos

El aceite de Argán de la región :

Quiero retomar el tema del aceite de argán utilizado en el gommage (limpieza). Este es extraído de un pequeño fruto, sus aceites tienen la reputación de ser un elixir de belleza.  El producto  se usa bastante en la cosmética francesa por sus propiedades anti edad, cuidado de la piel y el cabello. Que por coincidencia se produce en la región de Essaouira. Es bueno saber también que la producción de este producto se hace a través de cooperativas conformadas casi exclusivamente por mujeres.

Fotografía de viajes, Essaouira Marruecos Fotografía de viajes, Essaouira Marruecos

Luego de la comilona, nos fuimos a caminar un poco para digerir mejor. El recorrido a esta perla de ciudad terminó con la visita al museo árabe y  a un almacén de cueros.  Como en cada viaje siempre se aprende algo nuevo,  aprendí (disculpen mi ignorancia :-p ) que la palabra marroquinería proviene de Marroc=Marruecos. Por eso el cuero elaborado y trabajado en Marruecos parte para las grandes casas de moda europeas, pues su calidad  ancestral es reconocida.

Visitando los almacenes de la ciudad, se conoce mucha gente. En una de estas tiendas conocí a Joannes, un Berbère que me contó mil cosas sobre su cultura. Los Berbères son una tribu antigua, en su gran mayoría nómadas.

Desgraciadamente el viaje era corto, y debíamos retomar el camino temprano al otro día. Un bus nos llevaría a descubrir los secretos de la mítica cadena montañosa del Atlas. Nuestro próximo destino se encontraba en la puerta del Sahara de Marruecos. Llegaríamos a la calurosa ciudad de  Ouarzazate en busca del desierto, las dunas y los camellos que terminaran de enmarcar esta fantasía árabe.

Aristofennes en Essaouira Marruecos, Blogtrip blog de viajes Aristofennes en Essaouira Marruecos, Blogtrip blog de viajes

Video de mi viaje a Essaouira en Marruecos :

Videos de viaje vlog vlogger youtube

Tips y consejos para viajar a Essaouira en Marruecos:

A continuación les comparto algunos tips e informaciones de mi viaje. Espero que les sirva si se deciden a visitar esta bella ciudad en el norte de África :

Transporte en Marruecos :

  • Para el trayecto en bus Marrakech – Essaouira, existen dos opciones:
  • No olviden de preguntar en el aeropuerto algunos precios de referencia. Y prepárense a regatear con raimundo y todo el mundo.
  • Al llegar al aeropuerto de Marrakech nos movimos en bus local. Nos dirigimos luego a la estación de buses intermunicipales. Tengan en cuenta que si ustedes son varios (más de tres); es mejor tomar un taxi.
  • Para llegar a Essaouira, he tomado primero un vuelo de bajo costo de Lyon Francia hasta Marrakech en Marruecos. Precio 80 euros ida y vuelta.
  •  Tomar los buses oficiales que pertenecen al estado. Le empresa se llama Supratour de la ONCF (principal organismo de transporte en Marruecos). El precio de 2014 es de 70 Dirhams (alrededor de 7 euros). El trayecto es directo y dura dos horas. Los buses son confortables.
  •  Dirigirse a la estación popular de buses, que no es la misma que la opción anterior. Allí preguntan qué empresa hace los trayectos hasta Essaouira y comprar el pasaje. No olviden regatear! El servicio y la calidad de los buses no son los mismos. Hay que saber que estos buses para en cuanto poblado y gato les ponga la mano. Son menos caros, pero a mi me gustó mucho la experiencia de discutir con los locales.

Qué hacer y dónde comer en Essaouira :

La ciudad de Essaouira posee un sin número de actividades. Aunque yo no las pude probar todas, aquí les cuento lo que se puede hacer :

  • Las playas en essaouira son amplias y bastante agradables. No obstante el agua y el viento son bastantes frescos (casi fríos). Los meses calientes son Julio y agosto.
  • La playa ofrece una buena cantidad de actividades : paseos a caballo, en buggy, en camello y en cuatrimotos; entre otras.
  • Los souks o socos son ricos en productos locales. No se olviden del producto faro : el aceite de argán.
  • Lo mejor de hacerse un gommage en Marruecos es de preguntar por el hammam público o popular. El costo es de 4 euros e incluye la entrada, el guante, los jabones y el masaje. Recomendado a 200%, pues es bastante benéfico para la salud de la piel y como anti estrés.
  • Las orillas del mar en el centro de la ciudad, están bordeadas de edificios y lugares interesantes.
  • Les recomiendo visitar el puerto antes del mediodía. Pues a esa hora llegan las pequeñas embarcaciones de pescadores; el espectáculo es bien pintoresco.
  • La Medina y su castillo ofrecen una inmersión a la historia del lugar. Al igual que unas vistas increíbles.
  • Les recomiendo fuertemente que visiten el museo Sidi Mohamed Ben Abdellah en Essaouira. Un lugar rico en historia de la cultura y el folklore local.
  • El precio promedio de los platos de comida es de entre 4 y 5 euros.
  • No olviden la experiencia de comprar el pescado y hacerlo cocinar en el mercado popular. El producto es fresco y muy económico.
  • Para mayor información, pueden acceder al sitio oficial de la oficina de turismo de Marruecos.

Hotel en Essaouira Marruecos:

Hotel Ryad Dar El Paco
La medina, quartier Atara
10, rue Draa- Essaouira
dar.el.paco@hotmail.com

25 euros habitación x noche para dos personas, desayuno incluido y mucha amabilidad.

Este es el relato N° 1 y hace parte de un conjunto de diarios sobre mi experiencia en el reino de Marruecos. A continuación los relatos de viaje que completan este diario:

 

  Aristofennes

Blogtrip | Blog de viajes

About Aristofennes

Con alma de aventurero, viajar hace parte de mi estilo de vida. Descubrir el mundo permite de descubrirme a mí mismo. Amante de la fotografía y de la videografía de viajes. Soñador y sensible al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *