Inicio / Blog de viajes / Viajes a Europa / La ópera Garnier de París, mi visita al palacio del arte francés

La ópera Garnier de París, mi visita al palacio del arte francés

Estando perdido por las calles de la ciudad más visitada del mundo, aterricé en la ópera Garnier de París. Descubriendo por casualidad y suerte, las bambalinas de un palacio símbolo mundial del arte. Desde ese entonces comprendí que París es una ciudad infinita…pues así dedicase toda mi vida a recorrerla y a descubrirla; nunca terminaría de conocerla por completo. A la repetida pregunta que recibo de qué visitar en París? Mi respuesta es la misma : la mejor manera de conocer la ciudad Luz, es dejarse llevar y perderse por sus calles y callejones. La misma ciudad se encargará de maravillarlos y de sorprenderlos en cada esquina.

Ópera Garnier de París Francia Ópera Garnier de París Francia

Qué hacer perdido en París?

Sala del sol Ópera Garnier en París
Sala del sol Ópera Garnier en París

Yo había tomado un mapa, pero aún así me perdí. En ese momento me traté a mi mismo de pendejo en voz baja. Cómo podía ser que en una ciudad tan bien señalizada para el turista yo me pierda? El problema, creo, (digan que si por favor) es que la arquitectura de París es un poco repetitiva. Juras y estás convencido que te encuentras en un barrio, y al verificar, encontrarte en otro completamente diferente. O al menos eso lo fue que me pasó.

Visitar y conocer una ciudad puede parecerse un poco a nuestras vidas. Vas caminando y avanzando buscando sitios de interés y esperando eventos, algo o alguien que te llame la atención. Quieres un plan definido, limpio, que todo se pase sin manchas ni penas. En pocas palabras, una vida o un viaje aburrido y plano.

Después de pelearme con el mapa (o más bien después que el mapa se peleó conmigo), decidí caminar y errar sin rumbo fijo. En ese momento mi tensión se redujo, y empecé a caminar admirando los detalles que salían inesperados de los rincones parisinos. La ciudad de París es un museo y una galería de arte a cielo abierto. No se asusten si se pierden, igual van a encandilarse con la ciudad.

Aristofennes en la ópera de París - Blogtrip Aristofennes en la ópera de París – Blogtrip

Mi trayecto estaba definido por mis sentidos. Así por ejemplo, me dejé guiar por un grupo musical callejero, luego giré en una calle repleta de típicos restaurantes franceses, más lejos di vuelta a la izquierda llamado por los gritos y la euforia de un matrimonio, hasta que me topé de frente con un edifico que rompió la línea y el trayecto de mi visita exploratoria.

La ópera Garnier de París, detrás de bambalinas del lujoso arte francés

Llevaba 20 minutos contemplando el edificio desde afuera. Me senté, me paré y me contorsioné para fotografiarlo. Luego decidí entrar, para mis placeres visuales.

Ópera nacional de París en Francia Ópera nacional de París en Francia

La ópera Garnier es en realidad un palacio, con todo lo que eso significa. Una gigante sala me dio la bienvenida, levanté la cabeza para contemplar todos los adornos. Cuánto lujo! La pintura dorada, los candelabros inmensos, las columnas en mármol; pero en donde ya había visto algo igual? me pregunté. Mis recuerdos volvieron frescos de mi visita al estrambótico palacio de Versalles. El palacio Garnier que alberga la ópera de París, fue una loca idea de Napoleón III, materializada por el arquitecto Charles Garnier en 1861.

Cerré la boca y subí la doble escalera, sin poder evitar el falso y ridículo sentimiento de superioridad dado por el lujoso ambiente. Para mi, criado a punta de arepas y  pescado frito a las orillas del mar caribe, me es todavía difícil creer que esté pisando lugares de tanta alcurnia y renombre mundial. Banalidad pura y filosofía barata !

Visita de la ópera de París Visita de la ópera de París</p>

Me metí en el juego y recorrí las finas salas, la de la luna y la del sol; las cuales poseen tantos ricos detalles que producen hasta vértigo y mal de ojo.

Estaba tan metido en el personaje de realeza, que ya se me había olvidado que estaba en una ópera, y que todavía no había visitado la sala de espectáculos. Empecé a buscar la dicha sala, atravesando los pasillos abarrotados de trajes y accesorios usados en famosas piezas de danza o de teatro. Como si la ópera Garnier de París quisiera recordarme en donde estaba parado. Por aquí han pasado obras de arte emblemáticas como El lago de los cisnes, Carmen, Verdi, tenores y ballets; que en medio de gloria culminaban aquí, en París la capital artística.

Sala de espectáculos de la ópera Garnier Sala de espectáculos de la ópera Garnier

El ingreso a la sala de espectáculos se hizo con música de fondo. Me deslicé en uno de los palcos, me senté en una silla tapizada de rojo carmesí y aprecié con ojos de despavorido los ensayos de una pieza de teatro.

Cuánta belleza ! La ópera, la sala, el lujo, el arte, la música y mi insignificancia.

Consejos e información para visitar la ópera Garnier de París

  • Cómo llegar :

Se pueden perder como yo, esperando llegar por suerte y cosas del destino. Pero como el destino no trabaja dos veces de la misma forma, pueden llegar también en :

Metro : estación ópera de las líneas 3, 7 y 8.

Bus : líneas 20, 21, 22, 27, 29, 42,52, 53, 66, 68, 81, 95.

Tren RER : estación Auber línea A.

Dirección : ángulo de las calles Scribe y Auber, código postal 75009 París.

Sitio webwww.operadeparis.fr

  • Horarios de visita :

Abierto todos los días de 10:00 a 17:00 horas, hasta las 18:00 en temporada alta de julio a septiembre.

  • Entradas y precios (2014):

Tarifa normal : 10 euros

Tarifa reducida : 6 euros, para menores de 25 años o estudiantes.

Gratuito : para personas incapacitadas, niños menores de 10 años, estudiantes de escuelas de arte o arquitectura en París.

Datos :

  • Las entradas se pueden comprar en internet.
  • Las mascotas no están permitidas.
  • Para programar otros sitios u otras visitas en París, también pueden visitar el sitio oficial de la oficina de turismo de la ciudad luz.

 

  Aristofennes

Blogtrip | Blog de viajes

About Aristofennes

Con alma de aventurero, viajar hace parte de mi estilo de vida. Descubrir el mundo permite de descubrirme a mí mismo. Amante de la fotografía y de la videografía de viajes. Soñador y sensible al mundo.

One comment

  1. Como dices, no hay forma de mantener la boca cerrada cuando se visita versalles o la Opera garnier, es impresionante el lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *