Viajes a América

Palenquera de Cartagena: el color de San Basilio de Palenque

Paseando por las calles de Cartagena de Indias en Colombia, es fácil toparse con una de las bellas vendedoras de frutas y de dulces tropicales. La mujer Palenquera se viste de arco iris para vender sus productos con dulzura y para regalar sonrisas a todo aquel que cruce su camino.

Este es un sentido homenaje a mi herencia negra y a la negritud que impregna con cultura y alegría la historia de Colombia.

Palenqueras en Cartagena - Blogtrip blog de viajes Palenqueras en Cartagena – Blogtrip blog de viajes

Palenquera de Cartagena: raíces africanas de la cultura en Colombia

La historia de Colombia y de paso la mía están fuertemente atadas a la afrocolombianidad. Es decir que la herencia africana la llevamos tatuada en la piel y en el alma con tinta indeleble. Esta riqueza fue aportada por las personas que provenientes de África , llegaron como mercancía, como esclavos. Los horripilantes barcos negreros llegaron al importante puerto marítimo de Cartagena, y en ellos miles de seres humanos de piel de color raptados en el continente africano para convertirse en las manos y músculos de europeos sin escrúpulos necesitados de mano de obra para trabajar lo que ellos llamaban el «nuevo mundo».

Con los africanos también llegaron a Colombia el arte, la cultura, el color y las sonrisas de un pueblo sufrido pero al mismo tiempo resiliente.

Racialmente Colombia es un mezcla de comidas, de culturas diversas, de costumbres y sobre todo de colores. Colores dados por la historia de un país que se ha forjado a través del intercambio y de las relaciones inter étnicas. Hoy por hoy Colombia es una paleta de melaninas que enaltecen la cultura con la diversidad.

Indígenas + negros + europeos + otros = Colombia

Bella mujer palenquera en Cartagena Colombia Bella mujer palenquera en Cartagena Colombia

Detrás de la historia étnica colombiana, hay una historia negra. Pero no digo negra bajo el contexto de mala, sombría u oscura (suele haber mal entendidos). Cuando hablo de negra lo digo con orgullo; orgullo de mi madre, de mi abuela, de las negras del palenque colombiano. De aquellas que desembarcaron en la ciudad de Cartagena de Indias amarradas, maltratadas y vendidas provenientes de algún lugar de África para servir a las mentes perversas del colonialismo. Mujeres cuya herencia ha forjado con sabor y folklore la mentalidad alegre de los colombianos. Al igual que me dieron el sabor que llevo en mis venas, sabor que me hace bailar hasta una nota desafinada. Negras que ríen con facilidad y picardía y contagian con su risa cuanto desprevenido tiene la suerte de toparse con ellas.

San Basilio de Palenque: historia y cuna de la afrocolombianidad

Para hablar de la mujer palenquera de Colombia, es necesario hablar también del poblado de San Basilio de Palenque. A tres horas de ruta desde Cartagena por un camino pedregoso y polvoriento de olvidos, se encuentra el que es llamado el rincón de África en Colombia. Un corregimiento fundado por esclavos que huyeron de la humillación humana española. La palabra «palenque» hace alusión a las empalizadas creadas para protegerse y esconderse de sus perseguidores. El aislamiento del pueblo durante décadas favoreció la protección y conservación de la cultura, el arte, la comida y el folklore africano que ha perdurado a través de la historia y el tiempo en territorio colombiano.

La herencia afrocolombiana se puede observar en casi todos los ámbitos de la sociedad. Si bien este patrimonio cultural africano se observa fuertemente en la costa del mar Caribe y en el Pacífico de Colombia, las raíces africanas se pueden apreciar en todo el país. Por ejemplo, la música y el baile no serían ni sonaran igual sin los golpes de tambor y los movimientos de cadera que ha aportado la cultura afro.

Palenquera en la playa de Cartagena de Indias Palenquera en la playa de Cartagena de Indias

Palenquera: en Cartagena de Indias la belleza si tiene color

Ustedes se preguntarán qué hacen las palenqueras en Cartagena de Indias?

Cartagena de Indias se convirtió en un estandarte del turismo colombiano y de América del Sur. La ciudad amurallada se ha convertido en una vitrina turística y tropical soñada por viajeros de todo el mundo. La transformación en polo del turismo atrae también a trabajadores de pueblos aledaños en busca de sustento para sus familias. Es así como la figura de Palenquera importó su alegre presencia y las vemos caminar por las calles de la ciudad de Cartagena con sus vestidos de colores y sus frutas o dulces sobre la «palangana» que portan en sus cabezas. A través de los años la mujer Palenquera se ha ganado el corazón de propios y extraños, para convertirse en uno de los símbolos humanos de la ciudad heroica.

Mujer afrocolombiana en Cartagena Colombia Mujer afrocolombiana en Cartagena Colombia

Cuando uno cruza una mujer palenquera en Cartagena de Indias con sus vestidos revoloteantes de color, está cruzando parte de la historia africana del caribe de Colombia. Mi admiración no es tan solo visual a causa del color y la excentricidad, sino por empuje y la jovialidad que caracteriza estas personas en su lucha, en su vida y en su historia.

Que facilidad tienen de olvidar lo que las agobia, que facilidad de  bailar, reír, cantar y hablar! Que facilidad de ser felices! Que viva nuestra negritud Latinoamericana!

Vidéo de mi viaje a Cartagena con sus bellas palenqueras

Otros destinos para visitar en el caribe de Colombia y que les aconsejo:

Si buscas más destinos en Colombia, en el blog de viajes he realizado un guía para inspirarte algunos destinos que yo he podido realizar y visitar:


  Aristofennes

Blogtrip | Blog de viajes

Mostrar más

Aristofennes

Con alma de aventurero, viajar hace parte de mi estilo de vida. Descubrir el mundo permite de descubrirme a mí mismo. Amante de la fotografía y de la videografía de viajes. Soñador y sensible al mundo.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Solo a traves de la HISTORIA y ser COLOMBIANO se puede apreciar, entender y RESPETAR sin condiciones y emociones lo que es un pais LLAMADO COLOMBIA y los COLOMBIANOS. Esa diversidad de todo, todo, todo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba